Ahí os quedáis

sábado, 14 de febrero de 2015
¡Hola!
Hoy os traigo una película que vi el fin de semana y me cautivó por completo. Se trata de Ahí os quedáis y es la historia de una shivá.

Director
Shawn Levy
Guión
Jonathan Tropper (Novela: Jonathan Tropper)
Música
Fotografí
Reparto
Jason BatemanTina FeyAdam DriverRose ByrneCorey StollKathryn Hahn,Connie BrittonTimothy OlyphantDax ShepardJane FondaBen SchwartzCarly Brooke PearlsteinDebra MonkAbiagil Spencer
(Fuente: filmaffinity.com)



El padre de Judd (Jason Bateman) muere poco después de que él descubra que su esposa lleva un año engañándolo con su jefe. El momento no podía ser más inoportuno porque él ni siquiera ha contado en casa que se ha separado y, mucho menos, los motivos de que viva encerrado en casa y se haya dejado una barba descuidada.
Sin embargo, no puede escaquearse de algo como el entierro de su padre, ¿verdad? No, claro que no, y menos cuando tras dejar el féretro en el cementerio, su madre les comunica a él y sus hermanos que el último deseo del patriarca fue que guardaran la shivá, ceremonia judía en la que los parientes más allegados se reúnen bajo el mismo techo (preferentemente aquel donde vivía el difunto) durante siete días para guardar el luto y recibir visitas que les den el pésame.
Caritas de emoción en el shivá.
Una tradición encomiable... si no fuera porque el padre de Judd no era judío, sino ateo.
La reunión familiar dará pie a que conozcamos a los dos hermanos y la hermana de Judd (y descubriremos que no se llevan demasiado bien), a la madre recauchutada de los cuatro y a algunos antiguos amigos de juventud que configuran el variopinto grupo humano que lleva el peso de la acción de la historia.

Sinceramente, me encantó esta película hecha de trocitos de cotidianeidad mezclados con ternura, risas y desencanto típico de la vuelta al hogar después de un tiempo viviendo lejos. El casting está muy bien elegido y dirigido, parecen una familia de verdad (una como todas las demás, con sus pequeñas mentiras, secretos pero también con ese apoyo incondicional a los demás del que toda buena familia debería hacer gala).

No os engañaré, no es una comedia desternillante (bueno, yo sí me reí bastante, pero por ejemplo mis padres sonrieron más que rieron), pero tiene momentos muy divertidos y salidas geniales. Los diálogos son sinceros, parecen totalmente reales y eso me fascina. Además, aprovecho para reivindicar uno de esos actores que pasan inadvertidos pero más me gustan: Jason Bateman. En esta película es el protagonista en el sentido de que todo se ver desde su perspectiva y lo hace de lujo. También destacan Jane Fonda con un papel en el que parodia la obsesión por la belleza y juventud (y tersura) de determinadas señoras mayores y Tina Fey y Rose Byrne, que encarnan a dos mujeres muy especiales.

La película está basada en la novela de Jonathan Tropper del mismo título que ya tengo en casa y, por lo que he podido hojear, la peli le es bastante fiel (normal porque Tropper también firma el guión, cosa que me encanta cuando el libro en cuestión me gusta ya que suelen ser muy fieles).

En resumen, esta es una historia que llega al corazón y saca más de una sonrisa, con claroscuros y la promesa de un mañana, quizás no más brillante, pero sí esperanzador si contamos con el apoyo de la familia.

2 comentarios:

Monica Lopez Jover dijo...

Acabo de leer tu entrada, y sinceramente tiene que estar muy bien, me ha gustado mucho la sinopsis así que apuntada queda para verla, ya te diré que me parece^^

AnaCremades dijo...

Genial, cuando la veas me cuentas. A mí me gustó mucho :)
Besos