¡He regresado!

sábado, 29 de agosto de 2015
Buenos y veraniegos días!!
Tras una tortura de nombre oposiciones y un merecido paréntesis para descansar, vuelvo con las pilas a tope y con muchos proyectos en mi cabecita.
Pero antes de entrar de lleno en el "curso académico" y ponerme con las reseñas a saco, hoy os propongo simplemente charlar.

 Estoy un tanto cotilla-literaria-cinéfila-charlatana. En "A vivir que son dos días", el programa de las mañanas de loa findes de la Ser, la sección que llaman "Malditos roedores" ha tratado sobre libros, pelis o series que nos han hecho llorar.
Y aquí actúa mi cotilla-literar... todo eso. Porque he estado pensando en grandes llantinas y, a parte de las que tienen que ver con la vida cotidiana o las hormonas femeninas, la verdad es que he tenido muchas y variaditas (no me quejo, lo que no mata... ya se sabe).
De modo que os ofrezco mi lista y os pregunto: ¿Sois muy sensibles?¿Cuáles son vuestras "culturales"?

Personalmente,  reconozco que soy de lágrima muy fácil porque me meto mucho en las historia y empatizo con los personajes con facilidad. Sin embargo, soy también una llorona mucho más visual que lingüística, es decir, que igual que me asusto más fácilmente con una peli de terror que con un libro del mismo género,  lloro antes viendo que leyendo. Aclarado esto,  os confieso mis debilidades:
Visuales (pelis, series, vídeos en general).

-la muerte de Chanquete (me fui muy dramáticamente corriendo a llorar a la cama).

-"Titanic" (tenía 14 años y llegué llorando a casa. Menudo susto para mi madre. Me pasé varios años sin poder escuchar ni la canción, no digo ya verla).

-Ciertos vídeos de Youtube de animales abandonados (sobre todo si son perretes).

-"Bajo la misma estrella" (película, con el libro no. Acabamos todos llorando igual que antes reímos.  Toda una experiencia esta cinta).

-"El regreso de la momia" (ay, la edad y ese apuñalamiento...).

-"Siempre a tu lado, Hachiko" (En la vida la pienso volver a ver. Horas después seguía llorando y días y días después, si lo recordaba, lloraba de nuevo).

-"Una pareja de tres" (qué final, por favor).

-"Los puentes de Madison" (ese semáforo...).

Libros:
-"Harry Porter y la Orden del Fénix", J. L. Rowling (lo mismo, la leí con 16-17 años y la Rowling se portó muy mal).

-"Ojalá fuera cierto", Marc Levy (preciosa, mucho más que la película).

-"Expiación", Ian McEwan (qué impotencia, cómo sufrí,  cómo jugó con mis emociones McEwan... cómo lo admiro).

Me dejo mil, sobre todo películas,  pero este post se haría eterno y estoy escribiendo desde el móvil  (sí, qué masoquista soy, lo sé, pero quería que supierais que sigo viva y mi blog volverá).

Ahora os toca a vosotros: ¿qué historias nos hacen llorar?

1 comentarios:

Laura López Lamiel dijo...

¡Hola, Ana!

Tu lista es muy similar a la mía :) Yo lloré mucho con el final de "La vida es bella". Madre mía, siempre lloro en el minuto exacto incluso cuando me prometo a mí misma que no me voy a emocionar. ¡Es algo automático!

Una película que también me emociona mucho es "Cinema Paradiso". Es mi película favorita y una obra de arte que todo cinéfilo debería ver. Ese final... es maravilloso, emotivo, sublime, simplemente perfecto.

"Hachiko" y "Una pareja de tres" son dos pelis que no voy a volver a ver porque me puse mala, sobre todo con la primera. He intentado explicarle a mi madre muchas veces la película, pero no puedo porque me pongo a llorar. Y hablando de mi madre... El otro día vio por primera vez "Una pareja de tres" y cuando fui al comedor me la encontré llorando. Vio el final y no me extraña que tuviera esa reacción ya que el final de la peli nos recuerda mucho a la muerte de la perrita que tuvimos en casa y que era un miembro más de la familia. No la sentíamos como un perro y a día de hoy, y a seis años de su partida, todavía se nos escapa su nombre cuando llamamos a alguna de nuestras perritas. Tú tenías a Noa y yo tenía mi Laila, pero no quiero ponerme nostálgica y no te quiero entristecer.

Cambio de tema. Una serie que me hizo llorar fue el final de Lost. Sé que la gente lo criticó mucho, pero dejando fuera la polémica, fue un final muy bonito y emotivo. Otra serie también que me ha hecho soltar más de una lagrimita es Doctor Who. En esta serie nunca te puedes encariñar de ningún personaje, incluido el Doctor. ¡Ay, las regeneraciones!

Sé que me estoy dejando un montón de películas y series pero en momentos así me quedo en blanco.

¡Me ha gustado mucho tu entrada!

¡Un beso!

Laura