Cinder, Marissa Meyer

domingo, 29 de marzo de 2015
¡Buenas!


Hoy os escribo para hablaros de uno de los últimos libros que he tenido el placer de leer. Se trata de Cinder, de la escritora Marissa Meyer (no confundir con la “otra” Meyer, Stephenie, la creadora de la saga de Crepúsculo).

Cinder es la primera entrega de las conocidas como las Crónicas lunares, una tetralogía de la que, de momento, solo han traducido las dos primeras en España. En inglés ya están las cuatro a la venta, lo cual es una caca de vaca para los que hemos empezado la saga en castellano porque ni siquiera se sabe si Montena piensa traducir las dos novelas que faltan en castellano. (Si queréis apoyar la causa y que conste que vosotros también queréis que no nos tomen el pelo y no dejen sagas a la mitad, por favor, firmar la petición de change.org haciendo clic AQUÍ).

Esta serie de novelas es una distopía juvenil que parte de las premisas de cuatro historias clásicas (la Cenicienta, Caperucita Roja, Rapunzel y Blancanieves) pero las ambienta en un futuro en el que los países actuales ya no existen sino que han dado lugar a unos macropaíses-continentes-algoextraño y en el que la Luna está habitada por una serie de criaturas de aspecto humano pero con poderes sobrenaturales que amenazan la paz de la Tierra.

Este primer tomo se centra en Cinder, una ciborg que se ha ganado gran reputación como mecánica en el mercado de Nueva Pekín, capital de la antigua Asia, ahora llamada Las seis ciudades. La aventura arranca cuando Cinder recibe la visita en su tienda de Kai, el príncipe heredero de Nueva Pekín, que le lleva un robot personal que se ha estropeado y, al parecer, contiene información de vital importancia para el imperio. La ciudad está siendo asolada por una enfermedad contagiosa que acaba con los infectados en poquísimo tiempo y para la que no hay cura posible (al menos de momento).
A este planteamiento, se le añaden elementos que a todos nos suenan: dos hermanastras y una madrastra perversa, un trabajo próximo al esclavismo y una habitación lo más humilde posible y, no un zapatito de cristal, sino todo un pie y un baile… ¿a qué os suena? Aquellos que sabéis algo de inglés lo habéis tenido fácil porque Cinder es un apócope del nombre de Cenicienta en inglés (Cinderella), pero los demás tampoco os podéis quejar de difícil, ¿verdad?
La autora, Marissa Meyer.
Sí, ésta es la relectura de la Cenicienta, pero la novela va más allá de un retelling de este cuento clásico. Personalmente, me ha encantado. Me he encontrado con una heroína muy bien diseñada y estructurada, con una ambientación trabajada y coherente y con una historia que me enganchó de principio a fin. Me pareció que tocaba temas propios de la literatura de ciencia ficción y que aportan valor a esta novela juvenil. Temas como el temor-odio al diferente, el destino al que estamos abocando nuestro planeta con la sobreexplotación a la que lo sometemos o los límites de la ciencia, vertebran las preguntas vitales de los protagonistas y las decisiones que toman en sus vidas.
Los personajes principales tienen mucho carisma, el mundo creado se explica muy bien, los giros argumentales están bien justificados y en todo momento he tenido la sensación de que esa sociedad es posible y coherente además de que tiene un “noséqué” que la hace altamente adictiva. Miento, no es un no sé qué, sino el saber hacer de la autora que ha rentabilizado su afición por la serie Sailor Moon: ha tomado como partida la posibilidad de una sociedad lunar, lo ha mezclado con una Cenicienta de lo más especial y lo ha aliñado con buenas dosis de emoción, misterio y una pizca de romance.
¡La receta perfecta! O, al menos, lo ha sido en esta ocasión y me ha dejado con ganas de seguir la serie.
Os seguiré contando mis aventuras con estas protagonistas de cuentos del futuro porque ya tengo Scarlet esperando a ser leída en mi estantería.

Pdta.- Os dejo una imagen de la preciosísima muñeca que viene en la portada. ¿Verdad que es una pasada? Me encantan las portadas de esta saga en español.



0 comentarios: